La qualité allemande depuis 1850

Cajas fuertes de depósito

Seleccionar una categoría

Cajas fuertes de depósito

Todos los productos de la gama "Cajas fuertes de depósito"

Un consejo ? Un presupuesto ?Contactenos
Nuestras certificaciones

¿Cómo elegir una caja fuerte de depósito?

La caja fuerte de depósito es un dispositivo de seguridad que sirve para guardar fondos. Utilizada generalmente por comerciantes, restauradores y todo tipo de profesionales, debe contar con cierto nivel de protección y ofrecer determinadas garantías a quienes la utilizan. Hay que tener en cuenta varios elementos a la hora de escoger una caja fuerte para profesionales.

En función de la actividad a la que se dedique el profesional que quiera adquirir una caja fuerte de depósito, pueden diferir sus necesidades. Estas tendrán que ver con la utilización diaria, así como con la protección deseada.

Uso cotidiano de la caja fuerte de depósito

Hay diversos tipos de cajas fuertes según las necesidades diarias del profesional. La caja fuerte de tipo buzón es útil para guardar papeles finos y billetes. Es compacta y tiene una ranura en la parte superior para introducir el contenido. La caja fuerte de trampilla, por su parte, dispone de una trampilla por la que se pueden pasar fajos de billetes, rollos de monedas o montones de sobres. Por último, está la caja fuerte de cajón. En esta, se pueden depositar grandes cantidades de dinero en efectivo en un cajón.

Peso de la caja fuerte

El material en que se diseñe y su volumen pueden influir en el peso de la caja fuerte. Sea como fuere, habrá que tener en cuenta la disposición de las instalaciones profesionales antes de optar por un equipo ligero o más pesado. Si es para colocarla en una mesa, la caja fuerte de depósito tendrá que pesar poco. Pero puede que sea más conveniente elegir una caja de mayor masa si se va a empotrar en el suelo o en la pared.

Tener en cuenta el nivel de seguridad al elegir una caja fuerte para profesionales

La protección de fondos o documentos importantes es la principal necesidad que lleva a adquirir un equipo de depósito. Por tanto, para escogerla, hay que considerar el nivel de seguridad de la caja fuerte de depósito según diversos puntos.

La garantía de protección

En materia de cajas fuertes, hay una norma que sirve para distinguir varias clases. La norma EN 1143-2 establece cuatro clases en función del contenido que se vaya a asegurar. Para un profesional, es importante saber hasta qué grado puede estar asegurado si tiene un problema con su caja fuerte. En la clase OE, se pueden asegurar hasta 8000 euros. En las clases IE e IIE, el importe asciende a 25 000 y 35 000 euros respectivamente. Por último, en la clase IIIE se puede asegurar el contenido por valor de hasta 55 000 euros.

Seguridad

Las cajas fuertes de depósito disponen de acreditaciones que definen su capacidad de resistencia. Todos los modelos tienen certificaciones en las que se especifica su nivel de seguridad frente a los robos. Los certificados más habituales son ECB.S, A2P y VDS. Algunas cajas fuertes, catalogadas como ignífugas, están certificadas para proteger del fuego. También en el plano de la seguridad, habrá que elegir además en función de la cerradura. Si bien es cierto que la cerradura con llave es económica, puede plantear problemas a la hora de gestionar las llaves. La cerradura electrónica, por su parte, es programable, pero requiere cambiar las pilas cada dos años. También está la cerradura de doble llave.

Un consejo ? Un presupuesto ? Contactenos
Devis gratuit
912 694 013