La qualité allemande depuis 1850

Cajas fuertes empotrables

Cajas fuertes empotrables

Todos los productos de la gama "Cajas fuertes empotrables"

Un consejo ? Un presupuesto ?Contactenos
Nuestras certificaciones

Cómo elegir una caja fuerte empotrable

¡Diez minutos! Es la duración media de un robo con allanamiento. Por eso, poseer una caja fuerte que ofrezca resistencia eficazmente y retrase la actuación de los ladrones puede resultar muy conveniente. Pero, ¿cómo elegiremos entre los numerosos modelos disponibles? Aquí tiene algunos consejos.

El tamaño ideal de su caja fuerte empotrable

Las primeras preguntas que hay que plantearse antes de escoger una caja fuerte empotrable (o de otro tipo) tienen que ver con los objetos que se quieran guardar y el lugar donde se quiera instalar la caja fuerte. Sin duda, el tamaño de los bienes que queramos mantener seguros y el espacio del que dispongamos serán determinantes.

Haga inventario de sus objetos de valor

Joyas, documentos en papel y teléfonos móviles no ocuparán el mismo espacio en una caja fuerte que unas estatuillas, unos cuadros o un equipo informático. En consecuencia, hay que pensar bien desde el principio qué se va a guardar en la caja fuerte para seleccionar el volumen adecuado. Lo mejor es hacer un inventario de sus objetos de valor y prever un tamaño un poco más grande para poder guardar algo más puntualmente.

Determine el lugar de instalación

El tamaño de la caja fuerte que se vaya a encastrar determinará el lugar de su colocación. Hay que tener en cuenta que no se puede poner una caja profunda en una pared delgada, por pura lógica. Y, naturalmente, hay que colocarla en un lugar discreto, pero que sea accesible en cualquier caso. Tiene que poder acceder usted a sus bienes cuando quiera y sin tener que hacer malabares para lograrlo. En cuanto a la sujeción, debe ser irreprochable: más vale encargársela a un profesional.

Calidad de la caja fuerte empotrable y sujeción

Una vez decididos el tamaño de la caja fuerte y el lugar en el que se va a colocar, hay que analizar la calidad del producto y la resistencia del empotramiento. A fin de cuentas, una cosa es esconder la caja fuerte para intentar que no la vean los malhechores y otra es impedir que se la lleven.

Comprobar las normas de calidad

En el mercado se pueden encontrar muchísimos modelos con la denominación de caja fuerte. Algunos son sólidos, pero otros son poco más que un montón de chapas metálicas. Todos los modelos que vende Hartmann Tresore cumplen unas normas muy estrictas. A diferencia de las cajas fuertes de pie, las cajas fuertes empotrables solo tienen la puerta reforzada. En consecuencia, hay que prestar especial atención a su grosor y a la calidad de los materiales empleados. La cerradura puede ser de llave, de mecanismo o de combinación electrónica.

Sujeción

Por lo tanto, la caja fuerte empotrable deberá colocarse en una pared sólida y lo bastante gruesa para que los ladrones no puedan llevársela. Hay profesionales especializados en este tipo de intervenciones. No dude en recurrir a ellos. Los profesionales de la colocación aconsejan utilizar una pared interior en lugar de una de fachada para evitar que se escape el calor y que haya problemas de humedad en la caja fuerte, como consecuencia de las diferencias térmicas.

Las otras categorías de la gama Cajas Fuertes

Un consejo ? Un presupuesto ? Contactenos
Devis gratuit
912 694 013