La qualité allemande depuis 1850

Cajas fuertes homologadas

Cajas fuertes homologadas

Todos los productos de la gama "Cajas fuertes homologadas"

Un consejo ? Un presupuesto ?Contactenos
Nuestras certificaciones

¿Cómo elegir una caja fuerte homologada?

La finalidad de las cajas fuertes es proteger bienes de gran valor. Para que este tipo de productos respondan a las exigencias vigentes, toda caja fuerte debe estar homologada, especialmente mediante el cumplimiento de las diversas normas de seguridad reconocidas por las compañías de seguros.

Principales normas europeas

Para asegurarse de que una caja fuerte disponga de una homologación oficial en función del valor de los bienes que vaya a proteger, hay dos normas europeas que sirven para poner en perspectiva el valor de los objetos asegurables que se vayan a guardar y el nivel de inviolabilidad de la caja fuerte.

Norma EN 1143-1

La norma europea EN 1143-1 permite evaluar la solidez de una caja fuerte. Así se puede seleccionar el modelo más indicado en función de su grado de resistencia. Cada caja fuerte homologada responde a un nivel de seguridad entre las seis categorías posibles. Esta categorización es fruto de una serie de pruebas científicas oficiales. Entre las clases existentes figuran por ejemplo la 0E, que corresponde a una caja fuerte con un valor asegurable de 8000 euros, o el grado más alto, el nivel VIE, que se recomienda para un contenido asegurable por un importe de 300 000 euros.

Norma EN 14450

Para asegurarse de adquirir una caja fuerte doméstica homologada como las que ofrece Hartmann Tresore, la presencia de la norma EN 14450 es una indicación muy valiosa del nivel de resistencia del producto en cuestión. También en este caso la norma clasifica las cajas fuertes en varios niveles de protección. Una caja fuerte cuyo valor asegurable sea de 1500 euros pertenecerá a la categoría S1. Con 3000 euros de valor asegurable, se tratará de la clase S2.

¿Cómo se sabe si una caja fuerte está homologada?

Antes de comprar una caja fuerte, independientemente del modelo y de sus características técnicas, es imperativo asegurarse de que efectivamente esté homologada mediante unas sencillas comprobaciones.

¿Qué hay que comprobar antes de la compra?

Tanto si se trata de la norma EN 1143-1 como de la EN 14450, estos datos acreditan la calidad del artículo y su capacidad para almacenar objetos de valor con total seguridad. En particular, la EN 14450 será una garantía muy valiosa de la capacidad de la caja fuerte para resistirse a todo tipo de intento de apertura malintencionada. Es indispensable disponer de una caja fuerte homologada tanto para uso privado como en contextos profesionales en pequeñas, medianas y grandes empresas o en profesiones liberales cuando sea necesario proteger objetos de valor.

Saber identificar una caja fuerte homologada

Cualquiera puede comprobar si la caja fuerte en cuestión dispone de homologación o no. Los modelos que la tienen llevan siempre una placa de identificación. Esta es sumamente importante sobre todo porque acredita la homologación ante las compañías de seguros. Hay cajas fuertes de distintos tamaños y con sistemas de seguridad adaptados al valor asegurable de su contenido. Para comprar un producto que se ajuste a las normas vigentes y resista a todas las formas de agresión posibles, es preferible pedir consejo a expertos del sector como Hartmann Tresore.

Las otras categorías de la gama Cajas Fuertes

Un consejo ? Un presupuesto ? Contactenos
Devis gratuit
912 694 013