La qualité allemande depuis 1850

Cámaras y Puertas blindadas

Seleccionar una categoría

Cámaras y Puertas blindadas

¿Cómo elegir una cámara acorazada o una puerta blindada?

Vandalismo, robo con fuerza, home jacking, desfalcos… la inseguridad está omnipresente. Construirse una minifortaleza para poner a salvo sus bienes materiales e incluso a las propias personas ya no parece solo una opción. Conozcamos las puertas blindadas y cámaras acorazadas, garantías de serenidad.

Puerta blindada para empresas

Acceso infranqueable

Los malhechores suelen intentar neutralizar la puerta para acceder a una habitación. La sacan de sus bisagras, la rompen o fuerzan las cerraduras vulnerables. Los datos informáticos, documentos en papel, mercancías sensibles y todo lo que tenga valor está así en riesgo permanentemente. A menos que la empresa opte por una entrada altamente segura: la puerta blindada. El sistema de cierre se hace del mismo modo que en una caja fuerte, es decir, en los cuatro lados. Al más mínimo intento de forzarla, la puerta blindada se bloquea automáticamente. No se puede sacar de sus bisagras y resiste al fuego durante unos 30 minutos de media. Además, la cerradura está pensada para hacer frente a los intentos de fracturarla. Esta resistencia puede ir de 30 a 620 minutos según el modelo de puerta elegido.

Una fortaleza a medida

Aunque la puerta blindada ofrece una protección eficaz, es más sensato combinarla con la instalación de una cámara acorazada. Esta está hecha del mismo material que la puerta, una aleación de metales en forma de paneles. Esto permite crear un diseño modular y sujetar los paneles en cuestión a las paredes existentes, respetando sus dimensiones y ajustándose a la arquitectura ya presente. Las normas EN 1143-1 y EN 15659 son garantes de su fiabilidad contra los robos y los incendios que ponen en peligro a bienes y personas.

También para particulares

Lo necesario para poner a salvo a su familia

Las amenazas no pesan únicamente sobre las empresas y las familias visiblemente acomodadas. A los ladrones les interesa todo, desde la televisión hasta los electrodomésticos, sin olvidar el dinero en efectivo y las joyas. En algunos casos, esos individuos llegan a cometer incluso secuestros. Para impedir que tengan acceso a los objetos valiosos, se recomienda encarecidamente acondicionar una habitación protegida por una puerta blindada. Se accede mediante un código digital, una llave, por biometría… y se pueden combinar varios modos de apertura para optimizar el nivel de seguridad de la puerta.

Saber combinar protección y bienestar

No se puede saber con antelación cuánto tiempo habrá que permanecer en la cámara acorazada. Por eso, esta debe estar pensada para que resulte lo más cómoda posible, sin poner en peligro a sus ocupantes. Se recomienda instalarla en un espacio relativamente grande. Así se podrá equipar con sanitarios, muebles auxiliares
y una reserva de agua y comida para garantizar la supervivencia en caso de amenaza. No hay que descuidar ningún detalle, tanto si se trata de la seguridad de los niños pequeños como de la accesibilidad de la habitación para PMR o sencillamente de su ubicación en la casa.

Un consejo ? Un presupuesto ? Contactenos
Devis gratuit
912 694 013