La qualité allemande depuis 1850

Cajas fuertes pequeñas

Cajas fuertes pequeñas

Todos los productos de la gama "Cajas fuertes pequeñas"

Un consejo ? Un presupuesto ?Contactenos
Nuestras certificaciones

¿Cómo elegir una caja fuerte pequeña?

Por muy pequeño que sea, un objeto de valor debe protegerse con la máxima seguridad posible. Ni los bolsillos ni los cajones son sitios ideales. Para eso se ideó la caja fuerte pequeña. Veamos qué criterios hay que aplicar para no equivocarse al comprarla.

¿Qué características debe tener mi minicaja fuerte?

Cuestión de tamaño

Hay que empezar por definir el tipo de objetos que se guardarán en la caja fuerte. Es básico hacer una lista de todos los objetos poco voluminosos que se vayan a guardar: pasaporte, adornos de oro, llaves, cámara de fotos pequeña, talonarios, divisas, escrituras de propiedad… Calcule el volumen que ocuparía todo eso y prevea un espacio adicional del 25 %. Es posible que, con el tiempo, necesite guardar otros objetos en su minicaja fuerte. Según las formas y clases de objetos que quiera guardar, puede ser interesante tener una caja que disponga de pequeños compartimentos. Es un detalle, sin duda, pero también es cierto que facilita mucho la clasificación y el acceso a los objetos.

Cuestión de accesibilidad

¿En qué lugar se colocará la caja fuerte en cuestión? Tenemos tendencia a intentar esconder estas pequeñas cajas de seguridad, pero, cuanto más difícil sea acceder a ellas, menos las utilizaremos. Al final, acabamos guardando documentos confidenciales y otros objetos importantes en el mobiliario clásico. Así que lo más sencillo sería colocar la caja fuerte pequeña en un lugar que solamos utilizar a menudo. Un armario, la mesa del despacho o –por qué no– el vestidor pueden ser lugares adecuados. Entonces basta con basarse en el espacio disponible para identificar las dimensiones y el modo de apertura que mejor se adapten a él.

Nivel de seguridad de una minicaja fuerte

Modo de apertura

Se puede elegir entre una apertura mecánica, electrónica, con llave o con códigos individuales. También cabe la posibilidad de combinar un código con una llave para optimizar el nivel de protección. Gracias al avance de la tecnología, hoy existen cajas fuertes pequeñas que se bloquean de forma biométrica o mediante las huellas digitales. En todos los casos, se recomienda asegurarse de disponer de una llave de emergencia. Hay que tener en cuenta que el uso exclusivo de una llave aumenta el riesgo en la medida en que es un objeto fácil de perder, lo que hace que la caja fuerte sea más vulnerable a las aperturas no deseadas.

Tipo de instalación

El principal riesgo de una caja fuerte pequeña no es que la abran, sino que se la lleven. Sus dimensiones hacen posible, en efecto, llevársela en una bolsa grande. Así, los ladrones no pierden tiempo buscando la combinación o forzando la cerradura in situ. Se llevan la caja fuerte y acaban el trabajo en otra parte. Cabe la posibilidad de elegir una caja fuerte empotrable en la pared o que se sujete sólidamente gracias a un cableado irrompible. Pida consejo a un profesional para identificar la opción más indicada.

Las otras categorías de la gama Cajas Fuertes

Un consejo ? Un presupuesto ? Contactenos
Devis gratuit
912 694 013